Salvar la vida de los pueblos aislados está en manos del congreso

En tiempos de pandemia, sigue siendo urgente la necesidad de modificar la Ley 28736 (PIACI) en el Perú, declarando la intangibilidad de sus territorios.

 

Imagen

El pasado 2 de julio, AIDESEP, la Iniciativa Cuencas Sagradas y organizaciones aliadas de la sociedad civil, unieron fuerzas para hacer escuchar sus voces a favor de la modificatoria de la ley PIACI, ahora en manos del poder legislativo mediante la campaña #AisladosParaVivir.

La coyuntura de la pandemia y el serio riesgo de exterminio en que se encuentran los Pueblos Aislados y en Contacto Inicial, abrieron una posibilidad para lograr que el Congreso de la República del Perú apruebe las modificaciones necesarias, al ser estas aceptadas por su Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos, Ambiente y Ecología.

En una encuesta en redes sobre la pertinencia de la modificación de la ley, se obtuvieron datos importantes como que el 96% de la población encuestada (5448 personas), respondieron que estaban a favor de la modificatoria.

En el mismo sentido, como parte de la campaña de comunicación e incidencia “Aislados para Vivir” se entregaron materiales informativos directamente a los congresistas, respondiendo a dudas como ¿Quiénes son? ¿Dónde están? ¿Razones de su vulnerabilidad? Y ¿Cómo protegerlos? A los pueblos indígenas aislados y en contacto inicial.

Sin embargo, a pesar de la urgencia sanitaria y la solicitud conjunta de varias organizaciones locales, nacionales e internacionales el pleno del congreso aún no debate la modificatoria. Al respecto, la Sociedad Peruana de Hidrocarburos, ha emprendido una campaña de pánico expresando que afectaría seriamente la producción nacional de hidrocarburos, agregando que dejaría al país sin energía hasta en un 50%, nada más alejado de la realidad.

Richard Rubio, Vicepresidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) explicó que “los pueblos en aislamiento y contacto inicial (PIACI) llevan la peor parte. Con 58 casos de COVID-19 en el pueblo Nahua de la Reserva Territorial Kugapakori, Nahua, Nanti y otros (RTKNN), no hay un Plan Nacional de Salud específico para ellos, ni se refuerza el sistema de control territorial para prevenir nuevos contagios, dada su vulnerabilidad epidemiológica. El Congreso debe aprobar el proyecto de ley para garantizar la intangibilidad de sus territorios y salvaguardar la vida de al menos 7.000 personas. El Congreso debe escuchar a quienes arriesgamos nuestras vidas y sufrimos diversas amenazas en la Amazonía por proteger los territorios y recursos naturales. El desarrollo debe ser para todos, así como para mejorar nuestras condiciones de vida sin perder costumbres ni saberes ancestrales. El movimiento indígena está fortalecido. La partida de mis hermanos y hermanas nos impulsa en AIDESEP.”

Finalmente, la aprobación de la modificación a la ley es indispensable para dar intangibilidad real a los territorios de más de 7.000 indígenas en situación de aislamiento y contacto inicial, que se encuentran en extrema vulnerabilidad, más en estos momentos en los que la pandemia producida por el COVID-19, los pone en altísimo riesgo de ser exterminados. AIDESEP reitera su llamado de urgencia para que el congreso falle a favor de la vida de los PIACI.