Pronunciamiento: Respaldamos al pueblo Kichwa y rechazamos la conservación excluyente y el negociado de créditos de carbono en el Parque Nacional Cordillera Azul

Respaldamos la lucha del Pueblo Kichwa contra la conservación autoritaria y excluyente, cuyos beneficios no llegan a las comunidades indígenas.

Imagen

La Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP), organización indígena nacional representante de 9 organizaciones regionales, 109 federaciones y 2439 comunidades nativas, y miembro de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), respalda la lucha del pueblo Kichwa frente a la conservación autoritaria excluyente y sin respeto de derechos indígenas y el negociado de los créditos sin consulta previa ni distribución equitativa de beneficios en el Parque Nacional Cordillera Azul (PNCAZ), en la región San Martín.

Hace unos días, el Consejo étnico de los Pueblos Kichwa de la Amazonía (CEPKA), la Federación de Pueblos Indígenas Kichwa de Chazuta (FEPIKECHA) y la Federación de pueblos Indígenas Kichwas del Bajo Huallaga de la región San Martín (FEPIKBHSAM), bases de la Coordinadora de Defensa y Desarrollo de los Pueblos Indígenas de la región San Martín (CODEPISAM) se pronunciaron contra  la inclusión del PNCAZ en la Lista Verde de la UICN como “ejemplo de conservación en el mundo”, porque  viene vulnerando de manera sistemática los derechos indígenas, imponiendo un conservacionismo autoritario y mercantil, e interfiriendo en los derechos territoriales y acceso a medios de vida dignos de las comunidades colindantes.

Es indignante que millones de dólares como parte del proyecto REDD+ del PNCAZ se muevan sin rendición de cuentas, respeto de derechos colectivos, distribución equitativa de beneficios y sin la existencia de un sistema oficial para realizar el conteo de carbono y mucho menos una lista oficial de compradores de los bonos de carbono y el lucro con la reventa mercantil en plena catástrofe climática global.

Por tanto, manifestamos lo siguiente:

  • Rechazamos la inclusión nefasta del Parque Nacional Cordillera Azul en la Lista Verde de la UICN, Parque que viola nuestros derechos territoriales y a la consulta previa con consentimiento, y a la falta de acceso a los beneficios equitativos a los pueblos indígenas que generan las actividades de conservación de nuestros bosques.
  • Nos pronunciamos contra el negociado de carbono del Parque Nacional Cordillera Azul, que se encuentra en territorio Kichwa, donde nunca ha habido ni transparencia, ni rendición de cuentas, y menos participación de las verdaderas comunidades. Tal como lo ha señalado en el pronunciamiento del pueblo Kichwa, que son millones de dólares comercializados y nadie sabe nada, y ni el MINAM, ni el SERNANP, ni CIMA quieren ser transparentes, y los pueblos indígenas hemos tenido que acudir al tribunal de transparencia para que les dé la razón.
  • Exigimos que el MINAM cumpla su deber de instalar un diálogo tripartito junto con las federaciones Kichwa y los compradores del carbono, para que se ejecuten soluciones para los derechos territoriales pendientes; acceso a usos tradicionales; fiscalización de Redd+ y que el financiamiento climático sirva para consolidar el Plan de Vida Plena de las comunidades, únicos garantes por siglos de los bosques de Cordillera Azul, hoy marginados.

Consejo directivo de AIDESEP.

Lee el pronunciamiento del Pueblo Kichwa aquí.

Documento