"THE ECOLOGIST" redacta artículo sobre la situación de la Reserva Territorial Kugapakori Nahua Nanti e incluye declaraciones de dirigentes de AIDESEP

Categoría
Leyenda
Foto: The Ecologist
Fecha

“Comunidades indígenas aisladas en riesgo”

Escrito por: David Hill

 

El líder indígena Richard Rubio Condo estaba sentado en una oficina iluminada en el centro de Lima. Estaba muy lejos de su casa a lo largo del Río Napo, en la Amazonía.

Él dijo a The Ecologist: “Una persona indígena sin territorio no sobrevivirá, no tendrá futuro”.

Rubio Condo, vicepresidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP) no estaba hablando sobre sí mismo o sobre algún otro dirigente de AIDESEP, él hablaba sobre los pueblos indígenas de las partes más remotas del sueste de la Amazonía peruana.

Reserva territorial

Explicó: “En términos de salud y vida, estos grupos aislados son muy vulnerables. Un resfrío podría matarlos, una motosierra aterrorizarlos. Su derecho a la vida es más importante que el dinero o la inversión.

La razón de la preocupación de Rubio Condo era simple. El gobierno en estos momentos está actualizando la situación jurídica de la reserva más antigua en Perú para los pueblos indígenas que viven en contacto inicial o aislamiento, como la ONU los llama.

Conocida ahora como la Reserva Territorial Kugapakori-Nahua-Nanti y otros (RTKNN), se extiende por más de 1,1 millones de acres en las regiones de Cusco y Ucayali.

Pero de acuerdo con AIDESEP, esto podría ser catastrófico para algunos de los pueblos que viven allí.

Convertir la RTKNN de una reserva territorial, como ha sido desde 1990, a una reserva indígena, de acuerdo a las normas legales del 2006 y 2007, lo expondría a peligrosas deficiencias legales.

Lagunas legales peligrosas

Rubio Condo, un hombre de origen Kichwa, comentaba: “La ley dice que si hay recursos naturales que sean declarados de necesidad pública estos pueden ser explotados. Entonces, ¿dónde quedaría la protección?”

Esta ley del 2006 establece que las reservas indígenas son "intangibles", pero una excepción en el artículo 5° inciso c) permite la explotación de recursos naturales – como AIDESEP lo ha resaltado en un informe el año pasado.

Además, la organización argumenta que actualizar la RTKNN significaría perder la protección especial de una ley del 2003 que prohíbe específicamente el otorgamiento de "nuevos derechos de explotación de los recursos naturales" en la reserva.

En el informe de AIDESEP se dijo que: "La actualización de la RTKNN implica una regresión respecto a la protección de derechos previamente otorgados."
Tales deficiencias legales son particularmente peligrosas porque en la RTKNN hay reservas naturales de gas –en el subsuelo, descubiertos por la Shell en la década de 1980.

Infringiendo derechos 

En el 2000 fue superpuesta una concesión en más de 200 mil acres a la reserva y cuatro años después un consorcio conformado por Pluspetrol, Hunt Oil y Repsol, empezó a producir gas. 

El proyecto multimillonario de Camisea, como la operación ha sido conocida, ha sido descrito como “sin precedentes”, en la historia económica de Perú.
Si bien el proyecto ha generado enormes ingresos y miles de empleos, se ha reportado impactos catastróficos en fauna silvestre, ríos, cantidad de peces, salud y calidad de vida de los pueblos indígenas en la región, incluyendo a los pueblos Nahua y Nanti o Matsigenka-Nanti.

El estudio requerido para actualizar la RTKNN, llamado Estudio Adicional de Categorización (EAC), inicialmente estaba siendo financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID); sin embargo, se retiró en el 2015 tras un acuerdo con el Ministerio de Cultura –la institución del gobierno peruano que supervisa el proceso – luego de que el BID argumentara que la actualización de la reserva podría debilitarla legalmente. 

Tras una queja presentada por AIDESEP al Mecanismo Independiente de Consulta e Investigación del Banco, el BID reconoció el año pasado: “La administración considera que una posible recategorización podría vulnerar el nivel de protección existente de la RTKNN”.

Actividades extractivas

Sin embargo, Andes Amazon Fund (AAF), la cual se describe a sí mismo como un "proyecto" del New Venture Fund con sede en EE. UU, posteriormente intervino.

Según AIDESEP el dinero de AAF es canalizado a través de una ONG llamada Asociación para la Conservación de la Naturaleza (ACCA), la que a su vez está financiando a otra ONG llamada ProPurús, para llevar a cabo los estudios que el BID rechazó.

El año pasado el presidente de AIDESEP, Lizardo Cauper Pezo, escribió a las tres organizaciones, así como al socio estadounidense de ProPurús, Upper Amazon Conservancy (UAC), advirtiendo sobre el peligro.

Cauper Pezo los acusó de poner en peligro la vida de los pueblos indígenas y “facilitar la promoción de actividades extractivas” en un área supuestamente intangible. Él exigió a AAF y ACCA a suspender el financiamiento, y pidió a ProPurús que haga lo mismo con su investigación.

Según Rubio Condo, la única organización que respondió a su pedido fue Andes Amazon Fund. Enrique Ortiz, su director de programa respondió que comparten las preocupaciones de la organización por el peligro potencial para la RTKNN.

Reforma legislativa

Ortiz escribió: “Creemos que el proceso para actualizar estos territorios – como lo requiere la ley – debería ser acompañado por una reforma legislativa que asegure la supervivencia de los pueblos indígenas en aislamiento.”

“En tal sentido, estamos incluyendo en nuestra estrategia acciones que resulten para eliminar los riesgos antes mencionados (por AIDESEP). El diálogo entre el gobierno y la sociedad civil es necesario y eso estaremos apoyando”.

En una declaración a The Ecologist, AAF afirmó que está "colaborando" con AIDESEP: “La política e intención de la AAF por financiar actores entorno a los Pueblos Indígenas en situación de Aislamiento y situación de Contacto Inicial (PIACI) ha sido siempre buscando proteger a estos grupos de contactos dañinos, y garantizar que el bosque del que depende esté rigurosamente protegido”.

“Estamos en frecuente diálogo y colaboración con los líderes de AIDESEP, FENAMAD, y otras organizaciones indígenas respecto a la protección de PIACI.”

Conservando la biodiversidad

En otro lugar de Lima Ronald Catpo le dijo a The Ecologist que no estaba al tanto de la carta que AIDESEP le escribió a su organización, pero que conocía sus preocupaciones.

Dejó claro que creía que el proceso de actualización de la RTKNN debe continuar, y dijo que sería mejor si AIDESEP planteara tales preocupaciones en una etapa posterior, y que el Ministerio de Cultura había asegurado a los líderes indígenas que no se debilitará la RTKNN.

Capto con sede en Cusco, dijo: “El Ministerio se reunió con AIDESEP y les aseguró que las cosas no serían así (permitir la explotación de recursos).” 
“Dijeron que se convertiría en una reserva indígena, y que los intereses de la población local estarían garantizados, y que habría mayor atención del gobierno. Creo que eso bajó las tensiones.”

Catpo enfatizó que la ACCA, cuya organización hermana es la Asociación para la Conservación Amazónica-ACA con sede en EE. UU, se opone a más explotación de gas u otro tipo de recurso natural en la RTKNN. “Estas son áreas significativas para la conservación, biodiversidad y de los servicios ecosistémicos.”

Palabras vacías

Catpo continuó: “Para nosotros, como conservacionistas, es muy importante que no haya impactos graves como los del proyecto de gas de Camisea, o algo parecido.”

“Creemos que todo debe ser hecho para que eso no suceda, lo mismo pasa con ProPurús, están preocupados también. Lo que ellos desean es una reserva indígena y un acuerdo claro (Que no habrá más explotación de recursos naturales). Creo que eso es lo que va a pasar.”

Pero Ángela Arriola, antropóloga de AIDESEP desestimó cualquier garantía hecha por parte del Ministerio de Cultura: “Esas son palabras vacías”.
“El Ministerio puede cambiar de personal al día siguiente, y nada será diferente. ACCA y AAF pueden compartir nuestros temores, incluso los consultores que vienen haciendo la investigación, ProPurús, pueden compartirlos también, pero ninguno de ellos puede controlar lo que sucede al final.”

Además, de solicitar a AAF para suspender el proceso de categorización de la RTKNN, AIDESEP ha instado al Ministerio de Cultura hacer lo mismo.

Riesgo inminente

Luego de no recibir una respuesta satisfactoria AIDESEP presentó una demanda judicial el año pasado, exigiendo entre otras cosas, que se ordene al Ministerio que se abstenga de categorizar la reserva.

Arriola le dijo a The Ecologist: “El riesgo es inminente, la sentencia la esperamos para este mes.”

AIDESEP insiste en que no se opone totalmente a la categorización de la RTKNN. Sino que lo que desean es una garantía legal por parte del gobierno, de que la reserva no será debilitada y que el artículo 5° c) será eliminado.

Rubio Condo declaró: “Como le dijimos al Ministerio, categorizar la reserva sin establecer previamente que esta no será legalmente debilitada es un serio riesgo para las personas que viven allí”.

“Eso significa que antes de seguir adelante, necesitamos un decreto supremo, ley o una resolución ministerial que garanticen que ninguna explotación de recursos pueda ser ejecutada.”

ProPurús y el Ministerio de Cultura no respondieron a las solicitudes.


Likn de nota original: https://theecologist.org/2019/may/17/isolated-indigenous-communities-risk