Amazonía peruana perdió 23 mil hectáreas de bosques en solo medio año

Categoría
Fecha

Aidesep, 6 de agosto, 2018.- La Amazonía peruana perdió más de 23 hectáreas de bosques solo durante los primeros seis meses del año. 

Así lo informó el Programa Nacional de Conservación de Bosques para la Mitigación del Cambio Climático del Ministerio del Ambiente, según lo dio a conocer la agencia periodística internacional EFE, como diversos medios nacionales.

De esta forma se supo que el 71 por ciento de la deforestación de bosques registrada entre enero y junio de este año se concentra en las regiones amazónicas de Loreto, Madre de Dios, Ucayali y San Martín.

La región Loreto sufrió una pérdida de alrededor de 5500 hectáreas de bosques; Madre de Dios, 4300 hectáreas; Ucayali, 3700 hectáreas y San Martín, 3000 hectáreas.

Asimismo, de acuerdo al Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP), en Madre de Dios -departamento fronterizo con Bolivia y Brasil-, la minería ilegal de oro que se practica  en sus ríos provocaron la deforestación de 1700 hectáreas en el primer semestre de 2018.

 

Causas de la deforestación

La principal causa de deforestación en la Amazonía peruana es la agricultura migratoria y la ganadería, debido a que ésta requiere de grandes áreas para poder implantar cultivos a gran escala, como es el caso de la palma aceitera.

Este monocultivo es altamente degradante para la calidad del suelo, provocando así que se arrase con las selvas.

Sin embargo, la tala y minería ilegales también representan graves amenazas para los bosques amazónicos, siendo especialmente dañina la actividad de los mineros, quienes usan metales pesados como el mercurio que luego vierten a los ríos.

Esta práctica pone en grave riesgo las aguas y recursos fluviales de los que subsisten numerosas comunidades indígenas. Asimismo, expone gravemente su salud por el peligro de ser contaminados.

La provincia más afectada es Tambopata, en Madre de Dios, donde en los primeros seis meses del año se deforestaron más de 2700 hectáreas. Le siguen Coronel Portillo, en Ucayali, con 1500 hectáreas de; y Mariscal Ramón Castilla, en Loreto, con 1400 hectáreas.

De acuerdo al Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) del 2000 al 2016 Perú perdió más de 1 millón 900 mil hectáreas de bosques; y solo en 2016 las hectáreas arrasadas fueron 164 mil.