Alianza multipartidaria se suma a pueblos indígenas en rechazo a la nueva Ley de Hidrocarburos

Categoría

AIDESEP recibió el respaldo de coalición política multipartidaria donde parlamentarios de distintas bancadas rechazaron proyecto de la nueva Ley de Hidrocarburos.

Fecha

AIDESEP, 27 de setiembre, 2018.- El rechazo tajante de las organizaciones indígenas amazónicas a la nueva Ley de Hidrocarburos es también el clamor del país y no un eco solitario.

Así se evidenció cuando congresistas de diversas bancadas dieron su respaldo a AIDESEP, organización vocera de los pueblos amazónicos del país, y a una sola voz invocaron al Ejecutivo detener el proyecto de la nueva Ley de Hidrocarburos, que pretende aprobarse con la anuencia de la actual mayoría congresal.

Esta alianza política multipartidaria está conformada por todas las fuerzas políticas excepto Fuerza Popular, remarcó el congresista Wilbert Rozas, quien es también presidente de la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afro-Peruanos, Ambiente y Ecología del Congreso. 

Rozas calificó que dicha iniciativa normativa es entreguista y antipatriótica, y que no toma en cuenta los recursos naturales pero tampoco los derechos de los pueblos indígenas.

Como se sabe, la actividad petrolera ha resultado contaminante y destructiva para la Amazonía y sus pueblos, remarcó la lideresa asháninka Ruth Buendía, de AIDESEP, y agregó que pese a años de derrames en la Amazonía, el Estado no ha tenido la capacidad de remediarlo. 

"Como pueblos indígenas somos parte del país, pero somos excluidos del desarrollo por el Estado peruano, con este tipo de leyes sin consulta", afirmó la dirigente, a la vez que invocó a  la ciudadanía a unirse en rechazo de esta ley.

A su turno, la congresista María Elena Foronda reiteró que la Ley de Hidrocarburos pretende aprobarse pese a las advertencias de la Defensoría del Pueblo o el Ministerio de Cultura (Mincu) sobre su nocividad para los pueblos indígenas.

Por su parte, la parlamentaria Marisol Espinoza recordó también que el Estado peruano tiene compromisos asumidos de respeto a los derechos de los pueblos indígenas, de acuerdo al Convenio 169, suscrito por nuestro país.

Derecho a una vida digna

“Queremos vivir dignamente en nuestras tierras, con nuestras aguas, con nuestro aire limpio. Pero si el Estado no nos deja vivir en paz, cómo vamos a vivir dignamente como pueblos indígenas”, expresó la lideresa amazónica Zoila Ochoa.

Ochoa, junto a Ruth Buendía y Delfina Catip, integrantes de la dirigencia de AIDESEP, marcaron la posición de rechazo de los pueblos indígenas amazónicos ante este proyecto normativo que ha despertado también la negativa de otros sectores sociales.

“Esta ley vulnera los derechos de los pueblos indígenas. El país ya sabe de los impactos socioambientales que existen en toda la Amazonía (por la actividad petrolera), como lo ocurrido en cuatro cuencas y otras partes de la Amazonía. Desde AIDESEP rechazamos tajantemente esta Ley de Hidrocarburos”, respaldó el presidente de AIDESEP, Lizardo Cauper.

Sociedad rechaza la norma

Como ya se ha explicado, la norma no solo vulnera los derechos de los pueblos indígenas, sino también representa una drástica reducción de las regalías y un debilitamiento de la normativa ambiental en favor de las empresas hidrocarburíferas.

Tal como lo subrayó la congresista Foronda, “se atenta contra los derechos de soberanía energética en el país, porque no tenemos una política energética definida”.

Asimismo, Foronda agregó que se afecta a otros grupos como a los pescadores artesanales. En esa misma línea, la Coalición de Sindicatos de Petroperú y la Coordinadora de Usuarios de Gas Natural de Lima y Callao también se sumaron al rechazo, mientras que en los exteriores del Congreso una manifestación hacía lo mismo.

"Hay un lobbismo descarado para que se apruebe esta ley", denunció por su parte el congresista Manuel Dammert. 

Al parecer las presiones llevaron a que el pleno no discuta la norma como tenía proyectado el 26 de setiembre. Sin embargo, insistirá en su aprobación a la espera que la ciudadanía baje la guardia.

Sin embargo, tal como lo remarcó Ruth Buendía, “este problema no es solamente de los pueblos indígenas, es de todos los peruanos”.