La DCI son acciones transformativas efectivas: El Plan de implementación de la Fase II no cumple y contradice algunos objetivos de la DCI

No puede ejecutarse un financiamiento de intervenciones mal diseñado

El cumplimiento de la DCI es muy importante para el país, los pueblos indígenas (PPII)  y el mundo, porque tiene el objetivo de reducir la deforestación, pero debe hacerlo en la práctica, en la selva misma, no en los papeles y las apariencias. Lamentamos que en el Plan de implementación de la Fase II de la DCI, las propuestas indígenas para ese objetivo fueron descartadas y se prefirió un plan con acciones secundarias, insuficientes, que modifican y retroceden en lo comprometido en las metas (o entregables) , y sobre todo, con una profunda timidez para no avanzar en cuestionar ni cambiar los motores de la deforestación, degradación y contaminación en la amazonía, que son la dictadura e impunidad del agronegocio (palma y otros), infraestructura (super carreteras, hidrovías), minería, hidrocarburos, tala ilegal, promovida por grandes empresas y avalada por los actores depredadores, que son  las políticas de los ministerios de los negocios (MEM, MTC, MEF y MINAGRI) y de los GORE dirigidas al clientelismo desarrollista y extractivista.

Si avanza el extractivismo es porque la burocracia estatal (nacional y regional) por décadas coincide y avala esa prioridad de los negocios sacrificando al bosque y los PPII, por lo cual es un grave error, un plan que se subordina a ese enfoque y la lentitud estatista. Renunciando a avanzar en cambiar esa depredación el Plan se resigna o limita a gastar  la mayor parte de los $10 millones del segundo desembolso, en muchas acciones secundarias, pocas relevantes y marginando las acciones con pueblos indígenas (PPII) y sociedad civil (OSC) asignándoles un ínfimo 3% del presupuesto.

AIDESEP asume su responsabilidad como la principal organización de pueblos indígenas del país, y principal actor forestal nacional, como vocera de 1800 comunidades propietarias del 25% de la amazonía (15 millones de has). Los pueblos y nuestros territorios, estamos en medio de la candela y las soluciones de la deforestación, y lo mínimo que exigimos, es ser respetados y apoyados en nuestras propuestas y acciones para detenerla con alternativas de manejo holístico del bosque en pié para una Vida Plena para tod@s. 

Sigue a continuación nuestro análisis en detalle el Plan del DCI-Fase II, precisando los números de página (entre paréntesis) seguidos del número de línea con una barra (/) a los que se hace referencia en dicho texto, así como las alternativas y propuestas de corrección y solución:

Vacíos e incoherencias y propuestas

  • Falta incluir entre los hitos normativos la aprobación en el Perú del Convenio 169-OIT, mediante RL 26253 (1993) como parte del bloque constitucional, al cual deben adecuarse la legislación nacional. (10/6)
  • Falta incluir a la Comisión Nacional de Cambo Climático (CNCC) en la referencia a la gobernanza sobre los NDC y señalar la necesidad de una norma que la vincule con el GTM, para que los ministerios dialoguen con los PPII y OSC, y evitar que los NDC terminen siendo recortados y debilitados por el extractivismo. (11/26)
  • Falta admitir y no eludir que lo avanzado con la ley y reglamento forestal, está paralizado. Propuesta: Plazos para terminar de establecer las directivas operativas y evitar que lo avanzado quede en el papel. (15/cuadro)
  • Falta acelerar el establecimiento de las salvaguardas forestales y de REDD+, luego de la gran pérdida de tiempo del periodo anterior, e incluyendo un mecanismo de acreditación, supervisión y sanción de malas prácticas y “piratería de carbono” (15/cuadro)
  • Falta reconocer los sesgos y errores contra el bosque y los PPII de los actuales programas presupuestales, como el PP057 que margina las Reservas Comunales indígenas dentro de las áreas protegidas; los PP080, 0121, que margina a los PPII para avalar la depredación de colonos parceleros en la amazonía (26/cuadro)
  • Falta esclarecer porque y como dentro del 49% de la amazonía que tiene CTCUM, a pesar de ello, se ha efectuado destrucción y deforestación de bosques, legal e ilegal; y por tanto cual es la garantía de que terminando de efectuar los CTCUM en el 51% restante, además de producir más gasto de planilla, eso va reducir deforestación efectivamente (36/4)
  • Error de aceptar que las políticas del MINAGRI sobre producción “sustentable” de biocombustibles, va reducir deforestación, cuando ya hay suficientes estudios que descalifican esta opción ( 37/8)
  • Debe aclararse como es que una base de datos amazónica de los CTCUM, no va terminar siendo usada, dada la gran corrupción, para el tráfico de tierras con fines agroindustriales; y debe evaluarse la pertinencia de esta acción riesgosa ( 38/33)

Estrategias y acciones secundarias no transformativas y alternativas

Entregable 1: Cese de conversión de tierras con bosques a usos agrícolas

Errores: La deforestación por conversión, no es por “gestión de información” (28/1) ni de falta de “revisión normativa”, “reglamentos”, “mejor monitoreo” (24/29,35), “uso de aplicativos” (29/33), porque no está sustentado, y si fuese así, hace tiempo se hubiera resuelto. Este error, producirá “entregables” pero que no cumplen la meta y la conversión continuará.

Lo anterior es cierto, pero es una factor agravante, ya que lo sustancial es el sesgo pro extractivista y agroindustrial por décadas en todos los gobiernos, y que es sustancial a la tecnocracia del MINAGRI, MEF y GORE, y que va acompañada de corrupción con el tráfico de tierras que favorece a colonos, deforestadores, plantaciones y empresas.

En ese contexto, poco o nada sustancial cambiará con más información y reglamentos, y peor aún, el repositorio de los CTCUM de “uso agrario” (35/33) puede terminar incentivando mayor desbosque de uso supuestamente “legal”.

Otro error es no promover usos del bosque en pié, sino insistir en los agronegocios pero “sostenibles o inteligentes”, incluso aliándose con multinacionales y premiando sus “buenas prácticas” y las que no lo hagan no pasa nada, no hay sanción (27/40). El mensaje sigue siendo el bosque en pié sin valor y el agronegocio es prioritario, y es absurdo usar fondos de la DCI para este retroceso. Las buenas prácticas es una obligación no un favor, y lo que debe incentivarse es la economía del bosque en pié.

Propuestas de AIDESEP para ir a las raíces, a través de:

  1. Suspender la tramitación de plantaciones o desbosques de gran escala, por el tiempo que demore al Estado solucionar lo que el propio Estado auto reconoce (Defensoría del Pueblo y MINAM) de la confusión y contradicción de normas al respecto y una estructura interna de corrupción estatal para el desbosque.
  2. Prohibir la deforestación para grandes plantaciones agroindustriales así tengan CTCUM de “uso agrario”; y respecto al desbosque, regular de otra manera a la pequeña agricultura, y excluir a las chacras y purmas rotativas de las comunidades que han demostrado ser sinérgicas con la dinámica regenerativa del bosque.
  3. Elaborar un “Mapa preventivo de derechos territoriales de los PPII” basado en los croquis de las comunidades ya reconocidas y que esperan su titulación; los croquis de las que han solicitado ampliaciones; las áreas ya identificadas para reservas indígenas y comunales en trámite; así como aquellas de los territorios integrales por pueblos. El mapa de BPP es un mapa similar protector de futuros negocios madereros y debe corregirse esa discriminación de derechos con los PPII
  4. Reorganización de las entidades estatales involucradas (GORE, DGAAA, Municipios, etc) que investigue, identifique y sancione a los funcionarios responsables, y desmonte las estructuras internas estatales de tráfico de tierras, que explica entre otras cosas, que no exista algo tan elemental como un “registro de autorizaciones de cambio de uso” (30/17)

 

Entregable 2: Evaluación del impacto de los impulsores de deforestación y degradación forestal

Error y propuesta

Falta especificar un profundo análisis sobre las políticas estatales (nacional y regional) sobre:

  1. Incentivos o promoción abierta o encubierta de agronegocios o agroindustrias, como visión de futuro de la Amazonía.
  2. Expansión, promoción, incentivos, desregulación, flexibilización sobre proyectos de infraestructura, como carreteras, ferrovías, hidrovías, líneas de transmisión y otros en la Amazonía.
  3. Impacto de las actividades en todas sus fases de la explotación de hidrocarburos y derivados en la amazonia y su relación con la degradación de ecosistemas hídricos y forestales y como amenaza a la vida.

 

Entregable 3: Reducir  en  un  50%  el  área  de  bosque  sin categorización

Errores: Cambiar y retroceder la meta muy clara de “categorizar” o sea asignar derechos, por el retroceso de solamente aplicar la “zonificación forestal” (44/14) y destinar el 50% de fondos para este proceso a cargo del SERFOR, que luego de tres años, no va categorizar nada, y la zonificación forestal que ha perdido su relevancia no tendrá trascendencia para detener la deforestación.

Propuesta: Iniciar ya la asignación de derechos en los bosques, porque ya no hay tiempo para enfrentar un calentamiento global que así se cumplan todos los NDC llevará al mundo a los 3.5°C.

  1. Categorizar estableciendo nuevas reservas comunales para la cogestión de los pueblos indígenas (por el SERNANP) y las 5 reservas para pueblos en aislamiento y contacto inicial (por MINCUL) ampliamente estudiadas y que significaría asignar derechos en más de 8 millones de has, con lo cual se cumpliría el 80% de la meta de este entregable.
  2. Incluir en la zonificación forestal, los derechos fundamentales pre existentes de los pueblos indígenas que han estudiado, sustentado y solicitado, sus territorios tradicionales ancestrales colectivos como pueblos, basados en la RL 26253 (Convenio 169-OIT).

 

Entregable 4: Incrementar en al menos 5 millones de ha las titulaciones de comunidades

Errores:

  1. Dejar de insistir en querer cambiar esta meta, para hacer equivalentes la entrega de cesiones en uso aisladas sin título (56/14) (58/29), a lo que está acordado que son títulos comunales que incluyen cesiones en uso, lo cual es muy diferente.
  2. Corregir el error de suponer que con los actuales proyectos en curso, y principalmente el PTRT3 “ya está cumplida la meta” (65/2), considerando la extrema lentitud de este proyecto que hace dudas que cumpla su meta de titular 403 CCNN en 40 meses.
  3. Ignorar al proyecto MDE-Saweto Perú, que es el único que si está avanzando aceleradamente en reconocer y titular comunidades a pesar de tener lo menores recuerdos que los demás
  4. Señalar que con la supuesta titulación de 663 comunidades se “cerraría la brecha de demanda de titulación” (58/14), ya que, por el mal manejo de cifras, al no incluir la base de datos de AIDESEP, falta reconocer que así se cumplan los 10 proyectos de titulación existentes, siguen pendientes los títulos de 600 comunidades adicionales.
  5. Por lo demás, debe corregirse este texto, que abre las puertas para señalar la ilegalidad de que la demanda territorial se “puede cerrar”, sabiendo que existe el derecho permanente de ampliación territorial de comunidades, además de la titulación integral como pueblos.

 

Propuestas:

  1. Establecer un mecanismo operativo para ayudar a que el PTRT3 cumpla sus metas y que debe incluir:
  • Aplicación de las actas de acuerdos de la queja de AIDESEP ante el MICI-BID.
  • Especialmente los referidos al funcionamiento de una mesa intersectorial (SUNARP, INGEMET, DGAA, DIGESPARC) para evitar la frustración de los títulos ante la previsible “superposición de derechos” considerando el tráfico de tierras.
  • También que es indispensable una coordinación entre los proyectos de titulación para sumar sinergias y experiencias de trabajo.
  1. Fortalecer al MDE-Saweto Perú como exitoso proyecto de reconocimiento y titulación, porque está siendo ejecutado por las propias organizaciones indígenas, y de ese modo, contribuir a que el PTRT3 y demás proyectos puedan cumplir sus metas
  2. Reconocer claramente que la meta se cumple con títulos que incluyen partes con cesiones en uso, y de ninguna manera con cesiones en uso aisladas

 

Entregable 5:

Al menos 2 mills. ha en “transferencias directas condicionadas” y otros esquemas

Errores:

  1. La irresponsabilidad del MINAM, de negar ahora lo que se ofreció antes, de incluir las propuestas de “Redd+ Indígena Amazónico” hechas por las AIDESEP y sus organizaciones regionales.
  2. Desviar los fondos de esta meta hacia acciones de “monitoreo, reporte y verificación” (67/8) lo cual está fuera de lo previsto, y en lugar de avanzar en los 12 territorios propuestos para RIA.

 

Propuesta:

  1. Incluir el apoyo para avanzar en la implementación de los 12 territorios de RIA que abarcan 4 mills de has, sumando las áreas específicas y sus áreas de amortiguamiento.
  2. Cumplir la meta con el apoyo a “otros esquemas” como es el RIA, de pagos por conservación, más aún si está normado en el DS 007-2016-MINAM y la meta permite ir más allá de los 2 mills de ha del TDC.
  3. Cumplir con el ofrecimiento del MINAM de vincular los TDC con la propuesta del RIA.

 

Estructura de gestión financiera ineficaz y alternativas 

  • No está demostrado que el mecanismo CAP de “Convenios de Apoyo presupuestario” hayan producido una supuesta “apropiación de las políticas” que incluya por ejemplo nuevos enfoques interculturales y ambientales, ya que es recurrente la inercia de la resistencia estatal a los mismos. Tampoco está demostrado que se “refuerzan los sistemas administrativos estatales” porque acabada la donación, el estado regresa a la etapa anterior. Lo que si ocurre es ese “alineamiento” de los donantes a las “prioridades del desarrollo nacional”  lo cual es un contrasentido, porque esas prioridades  son las que han producido los altos niveles y ritmos de deforestación, degradación y contaminación        (30/14,15,16)
  • En la práctica, esa opción resultará en una estatización rígida del DCI en la cual los ministerios absorben la ejecución de los fondos del DCI, y será más difícil a los donantes, PPII y OSC, el contribuir y sobre todo supervisar el cumplimiento de “menores emisiones” y mucho menos lograr cambios requeridos en su implementación.
  • Falta analizar las lecciones y ajustes, a otras opciones de sistemas públicos, como las de las TDC y Profonanpe que han permitido avanzar en la reducción de emisiones y canalizar recursos hacia las comunidades y organizaciones indígena;
  • No está claro ni garantizado, si los desembolsos por “tramo fijo” (operaciones, logística, supervisión) (24/25,26), y el de indicadores de resultados llamado “tramo variable” (25 /5), puedan incentivar la inercia estatal de recibir desembolsos por la simple inercia burocrática y seguir postergando los resultados transformativos de fondo buscados. Encima, se anuncia, que al inicio lo primero será mayor que lo segundo, y como ya ha ocurrido, no hay garantías que se invierta la proporción en el camino (25/5)
  • Tampoco hay evaluación alguna a la pésima gestión técnica, ambiental y social del BID (41 /7) y los ajustes requeridos, a propósito del diseño errado y segado del PTRT3, que produjo una queja de AIDESEP ante el MICI-BID que confirmó lo cuestionado.
  • No está sustentado, como el mismo MEF que durante décadas ha ignorado o avalado la depredación extractivista, se convierta en garante supervisor de cambios transformacionales que reduzcan ese extractivismo, como única forma de reducir las emisiones comprometidas en el DCI  (25 /22)

 

Marginación presupuestal de los pueblos indígenas y sociedad civil y alternativas

Debe corregirse la ínfima e intrascendente “ayuda complementaria” de solo el 3% del DCI-II, en la cual los PPII siendo el principal actor forestal territorial no son tratados como tales, y tendría que competir con otros actores como universidades u ONGs, que tienen otros roles

Adicionalmente, los PPII deben pasar por el filtro de “Investment Gran Projects”, de un BID que cometió graves errores en el PTRT3 precisamente por no escuchar a los PPII y preferir los errores de ciertos consultores, ONGs y académicos.

Además, se reduce esa inversión a más de lo mismo, “estudios, capacitación, asesorías, eventos” y no se incluye lo que es urgente: acciones territoriales, productivas y comunitarias. (23/18-21)

Por lo expuesto, solicitamos y proponemos lo siguiente:

A los gobiernos de Noruega y Alemania: 

  • Exigir el cumplimiento de las metas del DCI en su carácter transformativo de realidades forestales, y no quedarse en la apariencia de normas que no se cumplen y monitoreo que no conducen ni se traducen en acciones.
  • Impulsen la inclusión de las propuestas transformativas indígenas para su implementación práctica, a través de nuestras propias organizaciones y también de la plataforma climática indígena del MDE-Perú, no vía intermediaciones innecesarias de ministerios o de ONG’s.
  • Impulsar la modificación sustancial del plan a través de negociaciones directas entre NICFI, MINAM y organizaciones indígenas y sociedad civil.

Al MINAM y gobierno en general 

  • Respetar el texto, espíritu y objetivos originales del DCI aprobado por el estado junto a Noruega y Alemania
  • Reuniones de diálogo con AIDESEP, pero con soluciones concretas y puntuales, que respeten los derechos indígenas y garanticen la inclusión e implementación de nuestras propuestas
  • Incluir explícitamente en la Fase II de la DCI, la ejecución de propuestas y acciones directamente por las organizaciones indígenas amazónicas (nacional, regional, local y comunal) en base a la normativa y procesos que lo permiten como son los casos de la plataforma climática indígena del MDE-Perú, las TDC y otras similares.
  • Corregir la forma de trabajo del PNBCC de falta de respeto y seriedad en la relación con los PPII, ya que luego de más de un año de reuniones en las cuales se ofreció tomar en cuenta nuestras propuestas, se presenta un diseño en que todas fueron excluidas; luego se tiene un taller donde se vuelve a ofrecer soluciones; y finalmente, un segundo taller donde sus funcionarios, se dedicaron a rechazar nuestras propuestas, incorporando parcialmente algunas, finalmente no quisieron firmar el acta respectiva y emitieron un informe que esconde lo ocurrido y elude el rechazo a las propuestas indígenas.

SOLICITAMOS reuniones de emergencia con los responsables que toman decisiones sobre el DCI-Fase II, a nivel de la Ministra del Ambiente de Perú y de los gobiernos de Noruega y Alemania.

Lima, 10 de Noviembre del 2017

Consejo Directivo de AIDESEP

Síguenos en las redes:

No se admiten más comentarios