Pueblos indígenas representados por AIDESEP, conjuntamente con La Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), pidieron esta mañana atención y justicia para caso Baguazo

Categoría
Fecha

Con declaraciones del presidente de Aidesep, Lizardo Cauper Pezo y el vicecoordinador de COICA, Tuntiak Katan, se pidió al Estado que se haga justicia con los pobladores involucrados en el caso del Baguazo.

“No nos consultaron por el tema del TLC, es por ello que nosotros le damos la responsabilidad política a los del Estado porque ellos tenían que tomar buenas decisiones para bien del país pero sin embargo decidieron mandar policías para enfrentamiento con pueblos indígenas”, indicó Lizardo Cauper, presidente de Aidesep.

Ya ha pasado casi una década desde el brutal enfrentamiento entre efectivos policiales y pobladores indígenas, hecho que convirtió al Baguazo, en el derramamiento de sangre más grande de los últimos años y mostró repugnancia a nivel mundial. 

Este acontecimiento trajo consigo la pérdida de muchas personas y con ello, familias que quedaron (y continúan) en abandono; clamando justicia.

Pese a la gravedad del asunto, desde el lado indígena, los pobladores aún esperan respuesta del Estado para que por fin se haga justicia.

Mañana se llevará a cabo una audiencia más por el caso Baguazo, la cual se espera pueda seguir un proceso normal y no volver a ser suspendida como en ocasiones pasadas, a causa de la ausencia de involucrados como: Yehude Simons Murano, Mercedes Cabanillas Bustamante y generales.

En tal sentido, los pueblos indígenas reiteran que en el país, experimentan una justicia diferenciada, discriminatoria y muy fuerte contra ellos, mientras que para la gente con poder político y dinero, la justicia es pronta.

“Lo que nosotros queremos es que la justicia sea imparcial. Los hermanos indígenas procesados también tienen los mismos derechos que los responsables del Baguazo pero la diferencia es que a estos sí les hacen justicia y ¿quién vela por los pobladores indígenas?” expresó Cauper.

Bagua 1.png
Presidente de Aidesep, Lizardo Cauper en conferencia de prensa.

 

El Estado peruano ha judicializado y criminalizado la lucha amazónica, la defensa de ecología y territorios. Frente a ello, los pueblos amazónicos luchan, simplemente para seguir existiendo y en resistencia a la imposición de otras formas de vida; y, en ese marco, comprendieron a 52 personas en el proceso denominado: Curva del Diablo y 27 indígenas en el proceso: Estación 06.

 Después de tres años de investigación y tres años más de juzgamiento, en el primer proceso ya mencionado líneas antes, el 22 de setiembre del 2016, la Sala Penal Liquidadora y Transitoria de Bagua de la Corte Superior de Justicia de Amazonas, emitió una sentencia absolutoria, la cual para nosotros recogió la esperanza y sentido de justicia para los pueblos amazónicos en la comprensión intercultural desde un sector del Estado además de la Justa lucha y resistencia a una imposición de formas de vida para los pueblos indígenas.

Sin embargo, la máxima Corte Suprema pretende anularlo, emitiendo voto discordante, que pone a más años de amenaza legal al pueblo Awajun y Wampis.  Se agrega a ello, otra agresión a ambos pueblos, en el caso de la Estación 06, que lleva diez años y aún sigue en juicio oral en Bagua Chica.

Por su parte, el vicecoordinador de la COICA “Por una acción sin consulta se ocasionó la muerte de muchos hermanos y ciudadanos peruanos. En ese sentido deben ser juzgados y privilegiados según las leyes del país. En este sentido, hago un llamado a las autoridades ya que la culpa es de los que quieren tomar los recursos del territorio sin consulta”.

Se espera que en la audiencia de mañana el proceso de personas inocentes pueda avanzar y la justicia anhelada por los pueblos indígenas amazónicos se haga presente.

 

 

 

 

Tags