Muere enfermero indígena por COVID-19

Silverio Inuma Rodríguez, de cuarenta años, murió en el cumplimiento de su deber. Atendía a sus hermanos hasta que se infectó por el coronavirus.

Imagen

Al interior de la amazonía los materiales de bioseguridad no existen, pero, el aumento de muertes por el covid-19 en comunidades indígenas preocupa y hay que atender a los enfermos. Está, fue la consigna del técnico enfermero, natural de la comunidad de Santa Clara, en el Alto Ucayali, quién formó parte de la primera promoción del programa de salud intercultural de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP).

Silverio Inuma, trabajaba en el puesto de salud de la comunidad nativa Tupác Amaru, distrito de Tahuania, provincia de Atalaya en la región Ucayali, desde dónde venía atendiendo a sus hermanos y hermanas indígenas y se infectó.

Al pasar los días, su estado de salud se vio gravemente afectado, por lo que tuvieron que trasladarlo de emergencia a la ciudad de Pucallpa el pasado 2 de julio, dónde pereció por falta de camas en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Sus restos mortales, fueron trasladados en avioneta (de misioneros) hasta la comunidad de Túpac Amaru.

Han pasado más de 120 días y la estructura del estado aún no ha implementado una política sincera de atención a las comunidades indígenas de la amazonía del Perú, desde la AIDESEP, lamentamos seguir contacto el número de víctimas de este mal, es justamente, por esta razón que nos “hemos declarado en Estado de Emergencia y Movilización Permanente”.

El hermano Inuma, nos deja un ejemplo, pero también la tarea de insistir y luchar por el reconocimiento pleno de nuestros derechos.