AIDESEP presenta acción de amparo contra la Dirección Ejecutiva Forestal de Fauna Silvestre del Gobierno Regional de Loreto

Los pueblos indígenas en aislamiento y contacto inicial (PIACI) que viven en las reservas indígenas Yavarí Tapiche, Yavarí Mirín y Napo Tigre están siendo gravemente afectados por las concesiones forestales y unidades de aprovechamiento forestal que ha otorgado la Dirección Ejecutiva Forestal de Fauna Silvestre del Gobierno Regional de Loreto durante el 2016 y el 2017, las cuales se superponen a los territorios de los PIACI.

Con esta acción de amparo que AIDESEP interpone a través de su presidente, el Sr. Jamner Manihuari, se solicita al juzgado la intervención del Estado para que cumpla con su obligación de proteger en forma efectiva los derechos de los pueblos indígenas en situación de aislamiento voluntario.

Asimismo ORPIO ha dirigido cartas a la Dirección Ejecutiva Forestal de Fauna Silvestre del Gobierno Regional de Loreto solicitando que se abstengan de concesionar 35 nuevas unidades de aprovechamiento forestal en el Departamento de Loreto, las cuales que se superponen a las Reservas Indígenas solicitadas a favor de los Pueblos Indígenas en Situación de Aislamiento.

De  ninguna manera se puede permitir que se cometa este abuso de autoridad por parte de la Dirección Ejecutiva Forestal de Fauna Silvestre del Gobierno Regional de Loreto, superponiéndose a los derechos fundamentales de los PIACI. 

Cabe precisar que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) es clara al sostener que el Estado no puede otorgar una concesión, ni aprobar un plan o proyecto de desarrollo o inversión, que pueda afectar la supervivencia del pueblo indígena o tribal de conformidad con sus modos ancestrales de vida. En esta misma línea cabe recordar que tanto la Ley de protección para Pueblos indígenas en situación de aislamiento y contacto inicial, así como la Ley Forestal prohíben concesiones forestales en territorio de PIACI, pues su protección exige la intangibilidad de estos espacios. 

Situación de la Reserva Territorial Madre de Dios 

En similar situación se encuentra la Reserva Territorial Madre de Dios sobre la que FENAMAD y AIDESEP vienen exigiendo el cumplimiento de la decisión tomada por la Comisión Multisectorial (L. 28736) en noviembre de 2016, donde se aprueba la ampliación de dicha reserva para la protección a pueblos indígenas en aislamiento voluntario y contacto inicial.

Lo más lamentable es que el Viceministerio de Interculturalidad, quien tiene como función proteger a los Pueblos Indígenas en Aislamiento y Contacto Inicial,  viene proponiendo, aun en contra de la ley, la posibilidad de coexistencia entre actividades extractivas y reservas indígenas en un mismo espacio, anteponiendo así derechos económicos sobre los derechos fundamentales de los PIACI, poniendo en riesgo la vida y la salud de estos pueblos. 

Síguenos en las redes:

No se admiten más comentarios