AIDESEP: Políticas y Acciones urgentes para frenar destrucción amazónica

Foto: New York Times / Tomas Munita

Al Presidente de la República y del Consejo de Ministros

A la Presidenta del Congreso Nacional y los Ministros de Agricultura (MINAGRI), Energía y Minas (MEM), Transportes (MTC) y Ambiente (MINAM)

A los Gobernadores del Consejo Interrregional Amazónico (CIAM)

Al Banco Mundial y cooperación internacional

AIDESEP como la principal organización de pueblos indígenas del Perú, que articula a 1809 comunidades, de 50 pueblos, asociadas en 109 federaciones y 09 organizaciones regionales, denuncia y rechaza la destrucción de la selva amazónica y nuestros pueblos; y exigimos soluciones con políticas públicas y acciones urgentes que exponemos.

Deforestación e incumplimiento de compromisos climáticos

Perú ha suscrito compromisos internacionales como las “Contribuciones Nacionales Determinadas, CND” (NDC, en inglés) de reducir emisiones que recalientan al Perú y el mundo, en 30% al 2030. También tiene compromisos con donantes, bancos multilaterales y Naciones Unidas, por más de $ 1000 millones como los programas del DCI, FCPF, FIP, ONUREDD, JicaRedd + y otros.

No se cumplirán, si no se frena o controla la destrucción amazónica,  donde según los casos, el Estado (nacional o regional) incentiva, avala, tolera o es cómplice por incapacidad o corrupción: * Plantaciones de palma aceitera, cacao, papaya u otros monocultivos * Minería aurífera legal o ilegal * Proyectos de carreteras, como la ruta petrolera de 680 kms de Iquitos-Andoas-Sarameriza, la de caoba con el engaño de la “multimodal” de Purús-Iñapari ó la papayera de Yurimaguas-balsapuerto * El tráfico de tierras, colonización e invasiones * La hidrovía que removerá cauces y riberas del Marañón, Ucayali, Amazonas * Tala ilegal de madera * Los masivos derrames y contaminación de oleoductos, gasoductos y operaciones de hidrocarburos.

No bastan normas que quedan en papel o se aplican sin eficacia. Tampoco bastan los pretextos de falta de personal y recursos, para pedir proyectos y repetir el despilfarro. Es urgente la acción concreta, efectiva, en las selvas y junto a los pueblos. Falta voluntad política para reducir el desastre. El calentamiento global, hoy multiplicado por el “negacionismo climático” del gobierno suicida de D. Trump, se agrava con la deforestación local. Por eso, nuestra lucha de siempre, por la Vida Plena en las selvas, se refuerza con la meta nacional de la CND de reducir en 30% la deforestación, que ya no pertenece solo al Estado sino que hacemos nuestra los pueblos indígenas y movimientos sociales.

Propuestas de políticas y acciones climáticas y territoriales efectivas:

  • PCM, MINAGRI, CIAM: Solucionar la deuda histórica de titular 20 millones de has, que incluye 1317 comunidades, 5 reservas comunales para pueblos en aislamiento, Territorialidad y titularidad integral colectiva en 10 pueblos. Adecuación de las normas sobre territorios indígenas al Convenio 169 – OIT que incluye propiedad integral (suelo, subsuelo, vuelo forestal) y titularidad como Pueblos.
  • MINAGRI: Suspensión de plantaciones de agronegocios hasta solucionar la confusión normativa y la corrupción estatal, que facilita destruir bosques primarios. Sanción al tráfico de tierras entre funcionarios estatales, municipales e intermediarios de los agronegocios.
  • MEM: Anulación de concesiones mineras encima de comunidades. Apoyo a comunidades en su formalización minera y tecnologías limpias descontaminantes. Petroperú adopte en oleoductos y gasoductos planes de prevención, alerta y acción temprana con las comunidades vecinas.
  • MTC: Ninguna carretera sin titulación previa de las comunidades. Consulta de “buena fé” de proyectos de infraestructura, sea para suspenderlos, reorganizar sus recorridos o adoptar salvaguardas. Estudio independiente de impactos de la hidrovía para una consulta equitativa e informada.
  • Congreso de la República: Inclusión en la ley de presupuesto 2018, de un “Fondo para la Vida Plena Amazónica”, con conducción indígena para promover las economías “dentro” del bosque, como la bio-industria de medicinas y alimentos; acuicultura de consumo y ornamentales; autogestión forestal maderable y no maderable con valor agregado; turismo vivencial y de salud; agroforestería.
  • MINAM y Comisión Nacional de Cambio Climático: Solucionar conflictos entre Áreas Naturales Protegidas y pueblos indígenas: Yaguas (incluir Reserva Comunal), Manu, Ichijat Mujat, Pacaya Samiria, Sierra del Divisor. Incluir nuestras propuestas para cumplir la CND: Implementar Redd+ Indígena Amazónica en 12 territorios por 2.5 millones de has. (aplicando la Estrategia Nacional de Bosques y Cambio Climático, DS 007-2016) / Veeduría Forestal comunitaria / Economía indígena de Vida Plena / Adaptación climática por cuencas con el aporte de la sabiduría de las mujeres indígenas.
  • Gobiernos regionales amazónicos (CIAM) : Sancionar la corrupción del tráfico de tierras que invaden comunidades a favor de intermediarios de agronegocios. Postergar licitaciones de concesiones madereras. Implmentar las Unidades Técnicas de Manejo Forestal Comunitario para promover la autogestión forestal indígena. Promover iniciativas de economía indígena de Vida Plena.
  • Banco Mundial y Cooperación internacional: Valorar la eficacia del Mecanismo Directo Específico del FIP “Saweto Perú Memoria Viva” (70 comunidades reconocidas y 20 tituladas en el primer año) como el más exitoso programa climático, debido a su conducción por un comité directivo indígena y ejecución operativa a través de 18 organizaciones locales indígenas. Con esa lección, impulsar la focalización de los programas climáticos hacia los pueblos indígenas, su acceso directo y la adecuación intercultural de sus mecanismos y procedimientos.

Solicitamos reunión con sus despachos para dialogar sobre las propuestas planteadas.

¡ Donde hay pueblos con derechos, habrá siempre bosques vivos para siempre !

Comité Directivo Nacional de AIDESEP,  17.07.17

Síguenos en las redes:

No se admiten más comentarios